NUESTRA HISTORIA y TRAYECTORIA

Antes de PARQUE SERENIDAD, hasta la década de 1970, para el velatorio de un ser querido, la sociedad paraguaya debía recurrir a funerarias que proveían solamente el féretro y la carroza. De todas las demás necesidades se debían encargar los deudos. Era usual realizar el velatorio en el estar social del domicilio de la familia afectada obligándoles a enfrentar situaciones burocráticas en un momento en que no estaban emocionalmente en condiciones de lidiar impidiéndoles poder realizar la ceremonia de despedida de su ser querido en familia y con atención y cariño. Terminado el velatorio, el entierro tenía lugar en alguno de los cementerios tradicionales que estaban conformados por panteones donde los féretros allí depositados quedaban expuestos. Otros cementerios tradicionales eran con tumbas de construcción, poca naturaleza y casi sin verdes a su alrededor.

Finalmente, pasado el tiempo, la imagen de aquel triste momento quedaba impregnada en el hogar al punto que algunas familias se vieron obligadas a vender sus hogares de años de familia, por tal situación. Y, en cuanto a los cementerios, no habían mas opciones que las tradicionales ya mencionadas.

En el año 1978, ante la trágica perdida de nuestro querido hermano mayor Guillermo (Mito) Hellmers, a nuestra familia nos tocó vivir en carne propia esta triste realidad. Debido a ello, en el año 1982, nuestro padre, el Arq. Prof. Guillermo Hellmers Weiler, tuvo la idea y dió los primeros pasos hacia el concepto de ofrecer a la sociedad una solución integral a la perdida de un ser querido. Fue, así, que sobre esta idea inicial, el 7 de mayo de 1986 los hermanos Norman y Enrique Hellmers constituyen PARQUE SERENIDAD S.R.L. que construye EL PRIMER CEMENTERIO PARQUE DEL PARAGUAY estratégicamente ubicado en VILLA ELISA para poder servir a todo el área Metropolitana de Asunción, y así darles a las familias paraguayas una nueva opción donde prima la naturaleza, el verde y la serenidad.

Además, implementamos la solución a la problemática del velatorio en el hogar a través de ofrecer LOS PRIMEROS SALONES VELATORIOS DEL PAIS distribuidos por toda la Metrópoli cuyo fin es hacer sentir a la familia como si fuera su propio hogar.

Mas tarde, ya a mediados de la década de los 90, Paraguay era aun el único país en toda América que no contaba siquiera con un horno crematorio local. Por ello, en el año 1999, inauguramos el EL PRIMER COMPLEJO CREMATORIO DEL PARAGUAY de alta tecnología, cumpliendo con todas las normas ambientales nacionales de la SEAM y las internacionales correspondientes, también estratégicamente ubicado en Villa Elisa.

Fue siempre nuestra visión el poner nuestros servicios de jerarquía al alcance de todos. Para ello hemos creado desde el principio nuestro sistema de prepago. También fue siempre nuestro deseo crecer geográficamente en forma responsable y solida, con recursos propios, sin comprometer el patrimonio de la empresa y la confianza de nuestro clientes.